NUESTRO OBJETIVO

La finalidad del grupo es la de buscar formas para mejorar nuestra calidad de vida a través del conocimiento y el aprendizaje. El grupo apuesta por la práctica de actividades que fomenten el Envejecimiento Activo y para ello trataremos temas relacionados con la salud, la seguridad y la participación solidaria. Entre ellos, la actividad física, mental y espiritual ó artística, el mantenimiento de la autonomía personal, las relaciones sociales, las actividades de ocio y esparcimiento, la búsqueda de nuevas experiencias y el dedicarnos a todo aquello que nos guste, compartiremos entre todos nuestras opiniones, reflexiones y sugerencias, al respecto.

martes, 17 de noviembre de 2020

Curso del Envejecimiento Activo


                 Retrato del pintor Vicente López (1772-1850) en el Museo del Prado

EL ENVEJECIMIENTO ACTIVO

Este es el inicio de un curso sobre Envejecimiento Activo que preparé para una WEB de una plataforma de voluntariado y que más tarde no se pudo realizar por la llegada de los recortes económicos.Tampoco está mal recordarlo.


2012 es el Año Europeo del Envejecimiento Activo y de la Solidaridad Intergeneracional.

Nos encontramos en el mes de Septiembre y ha sido tanto lo que se ha escrito y hablado sobre el tema lo largo de este año que he preferido trasladar mi experiencia, lecturas de informes, conferencias y entrevistas para que en lugar de temas que se refieran a un curso específico sobre el Envejecimiento Activo sean temas que reflejen los datos, las inquietudes, conclusiones de simposios,  y reflexiones sobre las oportunidades que tienen por delante la nueva generación de mayores, de manera de que los lectores dispongan de una mínima información y que cada uno saque sus propias conclusiones. Las nuevas generaciones de mayores deben ser protagonistas de su futuro a partir de nuevas  propuestas con la participación y el compromiso social de cada uno. 

TEMA I

HACIA EL ENVEJECIMIENTO ACTIVO Y SU ASPECTO SOCIAL

Chema Menéndez : economista, gerontólogo, master en Residencias y Atención a la Tercera Edad.

Finales de 1.999 Recursos Humanos fue el último destino de  mi trayectoria laboral .

Que gratificante fueron para mí esos tres años de experiencia, ese contacto del día a día con los quehaceres y la problemática laboral, con los servicios médicos,  con ATAM (asociación telefónica asistencia a minusvalidos) con el ser humano. Esas conversaciones confidenciales a las que las mayoría de las veces yo contestaba “no se que decirte” y él me decía: “me has dicho mucho, me has escuchado”. ¡Que importante es saber escuchar a los demás!.   

Pasado el tiempo y “sin darme cuenta” un día, alguien me dijo: “tienes 52 años y te tienes que marchar”  ¿Cómo? Me pregunté ¿es qué ya soy mayor? Y sin darme cuenta me encontré en la calle de los prejubilados.


“Sin darme cuenta”

Con las miserias de la vida me decepcioné.

De la mirada del que pide me pregunté.

Del sufrimiento no se que hacer.

Las hojas del otoño contemplé.

La vereda que marcaban recorrí.

El tiempo pasaba y le acompañé.


Estas frases forman parte de un poema que escribí cuando me dí cuenta de que mi andadura empezaba y acompañado por el tiempo caminaba por la senda que me llevará al final de la alameda. 


Envejecer es un proceso que cada persona vive y cuenta de forma distinta porque es de cada uno y va implícito en la propia vida.


Mi primera sensación cuando inicié el camino fue el interés y la satisfacción que sentí por aprender cosas nuevas, por ayudar, por colaborar. Dejé de lado mi formación técnica y económica y decidí dedicarme al mundo del arte y Mayores.


Durante los primeros años me adentré en el estudio y conocimiento de los mayores, terminé el curso de Gerontología y Master en Residencias, visité residencias y me interesé por su funcionamiento, hice practicas en una de ellas y me dí cuenta de la soledad de los que allí estaban de lo mucho que había por hacer para ayudar a los demás. De la sonrisa que te mostraban cuando los acariciabas. La sangre del voluntario corría por mis venas.  

En estos momentos tengo 66 años o sea que ya soy un señor mayor, al menos oficialmente y también quiero dejar constancia de que me va a costar trabajo sentar la cabeza.

Así que ahora con toda la vida por delante, lo que nos toca a todos los que estamos en este camino es decirle al mundo que no sigan contándonos las mismas historias que hasta ahora nos vienen contando a los Mayores:


"Qué sabios son los mayores", querrán decir que son sabios los mayores sabios.

"Hay que aprender del conocimiento y de la experiencia de los Mayores", querrán decir que hay que aprender de los Mayores con conocimiento y experiencia.

"Hay que promover el Envejecimiento activo", querrán decir que hay que activar a los Mayores que están en disposición y quieren hacerlo.

"Cuidado que el mayor peligro de los Mayores son las caídas", querrán decir que el mayor peligro de los Mayores son las caídas en la ignorancia.

"Lo importante es la salud", querrán decir que lo importante es la atención médica y los servicios de Geriatría.

"Lo importante es la participación social", querrán decir que los Mayores son importantes en la participación social.

"Hay que promocionar las relaciones intergeneracionales", querrán decir que hay que reconocer la labor de los abuelos que cuidan de los nietos y recordar a los padres que se olvidan de los abuelos.

"El protagonismo debe ser de los Mayores", no, los Mayores queremos ser ciudadanos activos, responsables y protagonistas.


Claro todo esto aunque parece un juego de frases cogidas al azar, la verdad es que refleja el momento actual y forma parte de este conglomerado social de los que  venimos de la generación de mediados del siglo pasado, aquellos que crecimos en la postguerra, que en 1968 queríamos cambiar el mundo y resultó que el mundo nos cambió a nosotros, también vivimos la transición y siempre hemos necesitado adaptarnos a los continuados cambios políticos, sociales, tecnológicos y ahora en la era virtual, nos encontramos al borde del abismo de una crisis económica real y sin parangón, precisamente en una edad en la que se suponía que ya  lo teníamos todo hecho y sin embargo, tenemos que volver a crearnos una vez más, de ahí la importancia de nuestra actividad en esta etapa de la vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario